Los cuadernos de Sol

Mucha, muchísima gente en la manifestación de esta tarde. Cuando ya estaba Colón lleno de la gente de UGT y CCOO aún no había llegado la gente de SO, CNT y CGT a la altura de la Cuesta de Moyano. Antes, durante todo el dia, ya había habido cargas, palizas, detenidos. Muchos amigos con golpes. Una mierda.
A esta hora (22,30hrs) hay batalla campal en Neptuno. Lo cuenta muy bien en streaming de @suysulucha.

Algunos amigos heridos esta tarde. Su delito: ir en una manifestación. Ocho amigos más tienen heridas similares. Según Interior, se han producido 142 detenciones y 74 heridos (entre los cuales incluyen la siempre hinchada cifra de policías heridos, 43) pero esa cifra se me queda corta. No quiero ni pensar la de cientos que habrá ahora así en todo Madrid…


El pasado jueves se ha suicidado en Granada Miguel Angel Domingo. Cuando  la policía y el forense estaban levantando el cadáver se ha presentado la comisión judicial para proceder al embargo de su piso, del que iba a ser desalojado hoy. Podéis leer la noticia aquí. Tragedias como ésta se suceden a diario ante el silencio y la indiferencia de quien podría hacer algo (como ésto) para mitigarlas. Que los bancos se queden con una viviendan que no quieren para nada y condenen a la exclusión social y a la pobreza de por vida a quienes estafaron con hipotecas abusivas y tasaciones infladas no beneficia a nadie y nos perjudica a todos. Es inmoral, injusto y ojalá se consiga que algún día sea ilegal.

Algunos afectados por los desahucios de Bankia han decidido acampar indefinidamente frente a la central del banco, en la Plaza del Celenque, para protestar, entre otras cosas, contra el sinsentido de que no quede saldada la deuda tras la entrega del piso. Esta tarde he estado con unos amigos dándoles ánimos. Falta les hace.


Muchísima gente en la manifestación de esta tarde, que ha terminado con la lectura de un texto desgraciadamente muy vigente de Thomas Sankara (un buen documental subtitulado sobre él, aquí) Dentro de pocos dias se cumplirán 25 años de su asesinato.


Unas 5000 personas se manifestaron ayer en el centro de Madrid por la dignidad de los desempleados. Celebraban así la llegada a la capital de unas marchas que han intentado visibilizar la tragedia de más de 5 millones de españoles. El runrún de “hoy hay que tener mucho cuidado” fue constante durante toda la tarde, a la vista de la actitud de la policía estos dias pasados, pero al final no tuvimos que indignarnos con más cargas absurdas o detenciones como la que nos narra aquí el periodista Juan Castromil.